jueves, 20 de marzo de 2008

Si no fuera por... pensaría que es un sueño



Si no fuera porque te estoy respirando,
pensaría que es un sueño.





Si no fuera porque te estoy viendo,
pensaría que es un sueño.



Si no fuera porque mis manos te están sintiendo,
pensaría que es un sueño.



Si no fuera porque tu caudal me está humedeciendo,
pensaría que es un sueño.




Si no fuera porque tu calor me hace hervir la sangre,
pensaría que es un sueño.





Pero la realidad ahora, en este preciso instante, es el milagro de nuestra naturaleza.
La realidad de este presente que alimentará el sueño del mañana.


15 comentarios:

  1. si hubiera venido antes no me hubiese sentido encerrada, pero a estas horas ...me das paz. un abrazo de aire puro

    ResponderEliminar
  2. Isobel, no sabes lo que me alegra poder transmitirte esa paz. Sientete libre en mi blog.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Preciosas fotos, preciosas palabras y preciosos sentimientos... por cierto, esa luna "me suena".

    Besos

    Yo

    ResponderEliminar
  4. Esta expresión de libertad, que sin palabras parecería un fotograma,y aúnque creo, es para todos, con permiso de los demás y tuyo..... Cada vez que me quiera sentir un rato libre, tendré que recurrir a esta breve exposición de grandeza natural.
    Gracias por el recuerdo..

    ResponderEliminar
  5. A ese "Yo" que es como si yo fuera, no puedo decirle nada más que gracias por ser, por estar y entender todos y cada uno de mis sentimientos.

    Jesús para ti mi permiso de poder disfrutar en libertad de este mi lugar. Gracias a ti.

    ResponderEliminar
  6. Maravillosos sueños que te hacen girar y girar así.

    Una maravilla.


    Besos

    MaLena

    ResponderEliminar
  7. Menos mal que existen los sueños para cuando la realidad no acompaña ;-)

    ResponderEliminar
  8. Malena, a veces la vida te empuja a agarrarte a lo que te ofrece la propia naturaleza, la de nuestra tierra y cómo no... la de nuestro cuerpo. Es entonces donde todos los sentidos se ponen en marcha y en alerta y eso hace que nos confirmen que lo de hoy no es un sueño, pero lo podremos utilizar mañana como tal.
    Gracias por tus visitas, es un honor para mi.


    Bambu, menos mal que somos conscientes de ello.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Si no fuera por... pensaría que es un sueño, asi es como me siento como en un sueño casi regado de agua, me emocionaste, gracias que cosa mas bonita!!!!!!!!!!!!!!!, siempre he pensado que cuando tienes un día raro la tarde sera estupenda y tu me has regalado un trocito de felicidad

    ResponderEliminar
  10. Auténtica voluptuosidad.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Isobel, me alegro de haberte aportado un trocito de felicidad, pero quiero que sepas que es de tu propiedad. Besitos de salitre.

    Faramalla: gracias por tu apreciación, para mí desde luego que lo es.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. magnífica manera de transmitir la comunión con la naturaleza, sentirse parte de este maravilloso milagro. he leido recientemente un texto de cabrasola que quizás te guste:

    cuando la lluvia se ha ido
    he salido descalza al exterior,
    el olor a tierra mojada era tan intenso… parecía que toda la montaña latía con fuerza dentro de mi estómago. he sentido entonces mi silencio emocionado
    como un manzano mecido por la brisa. luego me he arrodillado
    y he estado comiendo tierra
    hasta que dentro de ella he oído cantar a mis abuelos.

    ResponderEliminar
  13. Uff Raúl, gracias por hacerme llegar este texto, naturaleza viva dentro de mí.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Que lo sueños como éste no se queden en eso el día de mañana... que sigan siendo la hermosa realidad que la Naturaleza nos regala. Preciosas palabras, volveré. Besitos.

    ResponderEliminar
  15. Tienes razón Isabel, aunque mi idea de la naturaleza es algo ambigua, tenemos que luchar porque siga siendo la realidad del mañana.
    Abrazos

    ResponderEliminar

lo tomaré como un cumplido