miércoles, 23 de abril de 2008

Lo mínimo puede ser lo máximo

54 segundos fueron vitales


No fui consciente del tiempo,
pero sí de su intensidad.
La opresión que invadía mi pecho
desapareció por un momento.
54 segundos fueron,
para luego sentirla de nuevo.

Pocos fueron, solo eso,
pero tantos en ese momento
que mis palabras se esparcieron,
mi latido me ensordecía
y mientras, se desvanecieron.

¿y ahora qué?
¿cuando voveré a tener, al menos,
otros 54 segundos de nuevo?

14 comentarios:

  1. que eterno se hace el tiempo en la espera, que difícil continuar el ritmo normal, espero que pronto tengas otros 54 segundos, y todos los segundos que necesites para que la opresión desaparezca
    Un besico mu grande
    Encarna

    ResponderEliminar
  2. Sí Encarna, yo también espero que el tiempo haga el milagro de pasar lo más rápido que sea, pero si se presentan esos 54 segundos de nuevo, se eternicen.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Este reloj me gusta aun más, pero sobretodo acuerdate de darle la vuelta!!
    besicos
    Encarna

    ResponderEliminar
  4. Es todo un esfuerzo cotidiano: Me propongo que los los 54 segundos o los que sean de un buen momento perduren dentro de mi... También me asalta la ansiedad de saber cuando se volverán a repetir.... pero es más sabio intentar dejar que suceda cuando sea....y mientras saborear lo vivido. Insisto: por ahora me va siendo muy difícil...jaja.Te dejo un beso

    ResponderEliminar
  5. Espectadora, ¿Que haras cuando no vuelvan esos 54 segundos?.....
    Disculpa la pregunta, no es que quiero o es necesaria respuesta, pero pudiera ocurrir y si no mejor, pero POR SI ACASO......
    Beso y abrazo estrujador de espaldas. Jesus

    ResponderEliminar
  6. Encarna, en este momento es en lo único que pienso, en darle la vuelta al reloj para que el tiempo siga pasando. Aunque este reloj es más pesado estoy segura de tener la fuerza de voltearlo.

    Buscandolunas, yo también pienso lo mismo, que hay que dejar que las cosas sucedan por sí solas, pero hay momentos que la ansiedad hace que no pueda evitar la angustia de no volver a tenerlos.

    Jesus, "por Si acaso" eso no volviera a suceder, mi mente ya se ha ocupado de grabar ese momento para echar mano de el y evocar a mi pensamiento a que me lleve a el de nuevo.

    Besitos a todos de verdad

    ResponderEliminar
  7. me imagino mil cosas que pueden durar 54 segundos. se trata de eso, no? espero que vuelvan pronto, en todo caso.

    ResponderEliminar
  8. Eso es Raúl, la medida del tiempo es muy relativa y en ocasiones la medimos por su intensidad y no por la duración.

    Gracias por tus deseos,

    Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Sí dintel, está por todas partes. En lo que hacemos, pensamos, soñamos. Él siempre tiene un papel en nuestra película.

    ResponderEliminar
  10. ay el tiempo... ¿quien lo controla? el reloj fijo que no, besitos

    ResponderEliminar
  11. Isobel, el tiempo es un propósito.
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Verás que hay muchos "casiminutos" en la vida. Pero es que somos tan impacientes... besitos.

    ResponderEliminar
  13. Isabel a veces esos casiminutos son más importantes que horas enteras, por eso nos entra esa impaciencia.
    Besicos

    ResponderEliminar

lo tomaré como un cumplido